sábado, 18 de julio de 2009

Luciérnagas en la noche (Recopilación de escritos de mi padre) "Pequeñas alegrías"


El abrazo inesperado, de un nieto.
Días sin tormenta.
La carcajada, provocada por un chiste.
La catación de un buen vino.
El aforismo, relajante, de un libro.
La visita de un compañero auténtico.
La risa de mi esposa.
Siempre que me introduzco en la espesura de los álbumes fotográficos de la familia.
Mi prótesis dental al funcionar a la perfección.
La contemplación del más antiguo retrato de la niñez.
El buen apetito que tengo.
Un dibujo mío, bien ejecutado.
Los árboles cuando anuncian la primavera.
La pesadilla interrumpida.
Las tertulias literarias en las que se desmenuza el alma y adviertes el roce festivo de la inteligencia.
El tiempo de la siesta.
La correspondencia esperada.
Al presentarse las fechas de nacimiento de las personas amadas.

5 comentarios:

Cristina Catarecha dijo...

...y leer cosas que, aún sin conocernos, no son tan cercanas.
Un abrazo.

Cristina Catarecha dijo...

quería decir "nos son tan cercanas" :-)

Pepe Ventureira dijo...

Es cierto Cristina...hay tantas cosas que compartimos, y a veces solo marcamos las que nos separan.
Un abrazo

shat- dijo...

Pequeñas alegrias, que sensibilidad.
Yo sigo disfrutando de estos textos que muestran la sencillez de su autor, como me gusta la gente que disfruta de las pequeñas cosas.
Bonitos dibujos.
Un abrazo, Pepe, gracias por compartir estos textos tan queridos para ti.

Pepe Ventureira dijo...

Es bonito poder compartirlos con otras personas..parece que al darlos a conocer, el vínculo es mas fuerte...
Un abrazo