sábado, 12 de septiembre de 2009

Al final del verano


Amo los días de verano...porque amo la luz en toda su grandeza..esos días llenos de juegos y cabriolas, de paseos en solitario, deteniéndose aquí y allá...sin prisas; sintiendo el sol en la cara...liberando ansiedades de ciudad...de enjambre...de perseguir objetivos inútiles para la salud.
Disfruto de verdad con lo mas elemental....¡¡ busco lo elemental, como tisana para el alma!!....
agua, sol, alimento, camino, conversación, descanso, naturaleza, compañia, fiesta primaria sin apariencias estériles.....además tengo suerte............ y lo encuentro; es el lujo que intento mantener en la selva de las vanidades......
Estas sillas representan el final, pero también el regreso......la imágen que encuentro a la vuelta....
No pido mas....solo poder compartir estos momentos

5 comentarios:

shat- dijo...

Bellisima, que atmofera y que orden en espera. El b/n lo pide y lo has bordado.
Tiempo de volver a lo cotidiano, pero con los recuerdos del ultimo verano en las pupilas y en el corazon: se atrapan esos recuerdos, olores, sabores y sonidos y se sueña con el siguiente.
Un abrazo Pepe, felicitarte

Pepe Ventureira dijo...

Gracias Rosamari...intento poner el corazón en lo que fotografio..a veces lo consigo y otras no...a veces transmito, y otras no; es una continua búsqueda por conectar en sentimientos universales...intento llegar a lo elemental, para poder expresar más...una abrazo

Jorreto dijo...

No es poco todo lo que describes como disfrute..., quien pudiera disfrutar de todo ello. Solo esos pocos, siempre pocos, dias de vacaciones que los que uno necesita siete para desconectar y en los siete siguientes ya está pensando en lo que se vá a encontrar a la vuelta. Como en total son quice dias...pues resulta que uno disfruta el día que queda entre medias, osea, una castaña.

La Virgen, que ganas tengo de jubilarme.... jejejejjj

La foto llena de nostalgia, me recordado aquella del Duo Dinamico (si hombre, aquella del "final del verano...)

Un abrazo Pepe

Cristina Catarecha dijo...

Cuándo se sabe apreciar esos pequeños momentos de felicidad, de sosiego, es fácil encontrarlos. Esperar pequeñas cosas da como resultado grandes descubrimientos. Así lo veo yo.
Tu imagen es el marco perfecto a tus palabras: es el reflejo a una hermosa sensación de algo bien vivido que, sabes, volverás a disfrutar.
Pepe, es una suerte disfrutar a través de ti de estas cosas. Gracias.
Un beso.

Pepe Ventureira dijo...

Gracias Rosamari, Antonio y Cristina...es un lujo tener espectadores como vosotros...un abrazo