sábado, 19 de diciembre de 2009

Menos tu vientre



Menos tu vientre, todo es confuso. Menos tu vientre, todo es futuro fugaz, pasado baldío, turbio. Menos tu vientre, todo es oculto. Menos tu vientre, todo inseguro, todo postrero, polvo sin mundo. Menos tu vientre, todo es oscuro. Menos tu vientre claro y profundo.
Miguel Hernández

3 comentarios:

Jorreto dijo...

Bien vista, Pepe. Y bien titulada, sin duda... aquella vieja cancion de Serrat es una delicia sobre la imagen tambien deliciosa.
Pensaba al verla en ese "libro de instrucciones" que deberian de traer bajo el brazo los hijos, por lo menos el primero.
Esta protagonista parece que sabe que no lo traen y se ha decantado por ir a la libreria. No es mala cosa, pero seguro que si recurre a como lo hicieron sus padres saca mejores conclusiones...

Muchas felicidades Pepe,

Pepe Ventureira dijo...

Hola Antonio...gracias por tus visitas, están llenas de la salsa de la vida..... ;-)

Es cierto, deberían de venir con libro de instrucciones...nos ahorraríamos tantas cosas...pero nos perderíamos la espontaneidad de las situaciones...bueno un abrazo para tí en especial, y un saludo especial para las gentes del norte peninsular....
Por cierto la chica de la foto, es la madre de mis hijos...intentamos aprovechar la experiencia, para educar en cierta medida a nuestra nieta.....¿o no?.....bueno en este caso creo que mejor lo hagan sus padres...nosotros cumpliremos los caprichos......

shat- dijo...

Me gusta Pepe, es muy original y muy bien realizada.
Ese poema es bellisimo y en la voz de Serrat como comenta Antonio, mas.
Yo creo que los hijos,aunque en ocasiones nos dan algunos problemitas porque tienen su personalidad y no siempre comprenden nuestros consejos son una bendicion.
Yo de siempre con mi hija he utilizado el truco de ponerme en su lugar e intentar recordar como era yo a su edad y asi funciona.
Los nietos creo que son para mimarlos y malcriarlos ;))) que para educarlos estan los padres, aun no los tengo pero nunca olvidare los juegos de mi padre con mi hija y los caprichos que le consentia, algo que nunca ocurrio con mi hermana y conmigo. Mi madre lo mismo, su nieta lo consigue todo.
Un abrazote y aprovecho para desearte a ti y a toda la familia unas Felices Fiestas y un Año lleno de salud y sueños cumplidos.