martes, 13 de octubre de 2009

Amor natural


Y entonces hay este sonido:un ruido rojo de huesos,un pegarse de carne,y piernas amarillas como espigas juntándose.Yo escucho entre el disparo de los besos,escucho, sacudido entre respiraciones y sollozos.Estoy mirando, oyendo,con la mitad del alma en el mar y la mitad del alma en la tierra,y con las dos mitades del alma miro al mundo.
Pablo Neruda

jueves, 1 de octubre de 2009

No perdono a la vida desatenta....




Quiero minar la tierra hasta encontrarte y besarte la noble calavera y desamordazarte y regresarte.
Volverás a mi huerto y a mi higuera: por los altos andamios de las flores pajareará tu alma colmenera
de angelicales ceras y labores. Volverás al arrullo de las rejas de los enamorados labradores.
Elegía (Miguel Hernández)

Cárcel de la Coruña, que próximamente se convertirá en un museo dedicado a la Torre de Hércules