jueves, 31 de diciembre de 2009

El faro


También desde mi ventana, y como colofón a este año 2009, quiero rendir homenaje a este monumento patrimonio de la humanidad.
Vigía de Occidente....que su luz nos guie en este nuevo amanecer.
Un fuerte abrazo para todos los que leáis esto, en este 2010 que está a punto de entrar.

martes, 29 de diciembre de 2009

El lector


Querido LectorYo no te conozco, y tu a miPues tampocoPero hay algo entre nosotrosTu que vienes y no pasas de largo. A vecesIncluso vuelvesTerminando el ciclo vital de lo que yo empiezo a escribirSin ti no sería nadaSin mi tampoco, pero eso es lo de menos.Yo vuelvo, o no vuelvoPero entonces me inquieto, Y Me digoHe de darles de leer o lo olvidarán para siempre…Si, querido lector, pienso en ti que lees desde no se donde, que a veces te da por contarme algoY a veces te callas y estas como ausente.Nunca he sabido guardarme estas cosas para miUno no se arranca el corazón para dejarlo tirado en la aceraNo me pongas esa carano seas dramáticoque me da la risaNo es mi corazón lo que tienes en tus manosPero duele parirlo, no creas… Como todo lo que viene de dentro, tiene algo de redentorDe terapéuticoDe desahogoDe rebeldía contra este mortal aburrimiento de hojas en blanco y pensamientos escurridizos.Pero esta redención, esta terapia inevitable, este desahogo, este juego de mañana entretantoNo puede existir sin tiEntiéndelo, si no lo lees, ¿yo para qué coño lo cuelgo?Sin ti no es posible acabarSin ti no es absurdo empezarVen cuando quieras........
"Poema al lector desconocido"
Azena

sábado, 19 de diciembre de 2009

Menos tu vientre



Menos tu vientre, todo es confuso. Menos tu vientre, todo es futuro fugaz, pasado baldío, turbio. Menos tu vientre, todo es oculto. Menos tu vientre, todo inseguro, todo postrero, polvo sin mundo. Menos tu vientre, todo es oscuro. Menos tu vientre claro y profundo.
Miguel Hernández

viernes, 18 de diciembre de 2009

Días de domingo


Mar, yo soñaba ser como tú eres, Allá en las tardes que la vida mía Bajo las horas cálidas se abría... Ah, yo soñaba ser como tú eres. Mírame aquí, pequeña, miserable, Todo dolor me vence, todo sueño; Mar, dame, dame el inefable empeño De tornarme soberbia, inalcanzable. Dame tu sal, tu yodo, tu fiereza. ¡Aire de mar!... ¡Oh, tempestad! ¡Oh enojo! Desdichada de mí, soy un abrojo, Y muero, mar, sucumbo en mi pobreza.
Alfonsina Storni

domingo, 13 de diciembre de 2009

Lidia


Lidia....mi amor; mi primera nieta, proyecto de futuro, suma de generaciones; por los que se han ido, y los que vendrán.

miércoles, 9 de diciembre de 2009

Luces y sombras


Luces y sombras, que discurren en paralelo a nuestras vidas.

domingo, 6 de diciembre de 2009

Tiznit


El mejor regalo que le podemos hacer a otro no es sólo compartir nuestras riquezas, sino revelarle las suyas propias.
Benjamin Disraeli

sábado, 5 de diciembre de 2009

Luciérnagas en la noche (Recopilación de escritos de mi padre) "Los caballos de la abuela"


Abuela María tiró de mí hasta su dormitorio. Llegaba hasta nosotros, con un dinamismo extraño, un viento de caminos desiertos que hacía vacilar las lucecillas de las mariposas.
Me retuvo, obstinada. Dijo:
-- Soñar con caballos presagia siempre algo malo....
La viejecita, con voz poco audible, hablaba y hablaba; y yo, magnetizado, la escuchaba.
Por todos los Santos se le representaron en la fantasía, mientras dormía, manadas de caballos, y al poco tiempo le murió la vaca; llegada la Pascua se vio envuelta en el mismo sueño, y pasados dos días, en la hondonada del limonar un rayo rajaba en dos el olmo viejo.
Me clavó su mirada, convencida.
La recuerdo: de luto riguroso, encogida. Veo: mi imagen delgaducha, espiritualizada, como agotada por ayunos largos. Desde el ventanal del cuarto se contemplaba una cabalgante invasión de hiedra y la masa compacta de las higueras. Luces de ayer, hincadas en mi memoria como navajas.
Ahora esta abuela ya no está entre nosotros; pero algunas noches, sin lograr dormir, con el corazón helado, la creo tener a mi lado como una sombra y su superstición me inquieta.
-- Quién sabe-- me digo, a veces.
Y mantengo mis dudas.

Viajeros



Yo voy soñando caminos de la tarde. ¡Las colinas doradas, los verdes pinos, las polvorientas encinas!... ¿Adónde el camino irá? Yo voy cantando, viajero a lo largo del sendero... -la tarde cayendo está-. "En el corazón tenía "la espina de una pasión; "logré arrancármela un día: "ya no siento el corazón".


Antonio Machado

viernes, 4 de diciembre de 2009

Desde mi ventana





Una vista que ilumina el día

martes, 1 de diciembre de 2009

En amarillo


Existen otros mundos....pero están en este.