sábado, 17 de julio de 2010

La duda


Nos permite caminar, averiguar, decidir…avanzar en nuestra madurez; en la mayoría de las veces, juega un papel en solitario dentro de un espacio con pocos elementos.
Martillea nuestra vida, obligándonos a resolver situaciones, sin posibilidad de anticipar el acierto…la duda trastorna nuestros planes, rompe con la fuerza y seguridad del día anterior…desdibuja la relación con nuestro entorno…hace hincapié en el quizás.
Suele ocurrir, que torna en laberinto todo lo que sucede; el negro mate se adueña de nuestros actos…..todo simula olvido.
Es la pequeña luz, que en forma de detalle amante, amortigua…compensa, y nos devuelve el optimismo de la validez de la decisión…lo relativo gana la batalla, y todo de nuevo retorna al equilibrio……quizás…..quizás….qui…





6 comentarios:

Jose Alba dijo...

Una gran fotografía, buenisima en todos los sentidos. Saludos

Elsa dijo...

Hola Pepe

Muy acorde la imagen con tus palabras. Muy evocadora.

Un abrazo. Elsa

Pepe Ventureira dijo...

Hola José Antonio...hola Elsa...gracias por pasar y comentar.

Un abrazo

T. Becque dijo...

Nice.

Hellag dijo...

Pepe, tudo lindo; foto, prosa, música...:)

Isabela dijo...

Muy Cierto eso que dices de la duda .
Un saludo