domingo, 19 de diciembre de 2010

En el parque













Estos días he estado en el parque con mi nieta Lidia, un lugar lleno de rincones libres de contaminación…masa forestal, y caminos para recorrer en paz…sin prisas; sonidos de partida de cartas al aire libre…algún golpear con timbre metálico de jugadores de petanca….un gato vagabundo que se acerca a nosotros, y dibuja una caricia con su rabo en nuestra ropa…el sol lo acaricia, y jugueteamos con él como si el tiempo se hubiese detenido…sin preguntas…conexión total…Lidia acerca su pequeña mano, como si el felino fuese parte de su vida…sin temor; ríe y abre sus ojos, como queriendo conservar el momento.

Los patos en el estanque…gusanitos…la gaviota…su sonrisa llena todo mi espacio; consigo una paz interior verdadera y plena, me libero de las poses de toda la semana…la mente se limpia, se desatasca…todo fluye con una tranquilidad que pocas veces consigo…de repente el columpio se presenta ante nuestros ojos…..”abu…din dan…din dan”.

La parada es obligatoria…su cuerpo menudo se arquea para conseguir ascender con mas rapidez…esbozo una sonrisa, y todo mal desaparece…..de camino a casa canturreamos un villancico…un domingo perfecto.

6 comentarios:

Cristina Catarecha dijo...

No me extraña que haya sido un domingo perfecto, es que no se puede pedir más!!.
Un abrazo, abu.

Pepe Ventureira dijo...

Hola Cristina...gracias por tu visita..sabes que siempre es un placer conectar contigo, y poder leer esos magníficos relatos tuyos.

Un beso fuerte

Elsa dijo...

Ojalá que nunca perdamos el contacto con el niño que todos llevamos dentro.

¡Felices Fiestas, Pepe!

Un beso
Elsa

Pepe Ventureira dijo...

Hola Elsa...deseo que todo lo que te suceda, sea armonía en suspensión...un beso, y felices días de paz, y buenas charlas en tu ámbito familiar.

T. Becque dijo...

Love this. Superb composition.

Pepe Ventureira dijo...

Thank you for your visit T.
Happy Christmas

Kiss