lunes, 9 de abril de 2012

Herida en rojo













Lo terrible de la muerte no sería quizá la nada, sino la supervivencia en medio de tantas almas que conocíamos aquí abajo, y que con suma dificultad y paciencia pudimos tolerar.

Amado Nervo


4 comentarios:

Hellag dijo...

(*_*) !!!

Pepe Ventureira dijo...

Hola Helena....gracias, me alegro de saber de ti.... ;-))

Dolors Reig Vilarrubla dijo...

Una foto preciosa para una frase tan real!. Un saludo.

Pepe Ventureira dijo...

Hola Dolors....gracias por pasar y comentar...un abrazo