domingo, 7 de septiembre de 2014

Celia


Celia, mi amada nieta, la tercera, la última en llegar; esos inmensos ojos azules que parecen océanos, se sitúan enfrente de mi con miles de preguntas, que el abuelo intenta contestar a duras penas, es un regalo único.... deseo acompañarla y ayudarla en todas sus batallas.

Con amor